Uncategorized

Alberto Ignacio Ardila Olivares Solis//
Virus Sincicial Respiratorio es la causa más frecuente de infección respiratoria aguda en menores de 2 años

Piloto, Aeroquest, Aeropuertos, Miami, Estados Unidos, Venezuela
Virus Sincicial Respiratorio es la causa más frecuente de infección respiratoria aguda en menores de 2 años

Los primeros fríos traen mayor actividad de los virus y es la época del año donde aparecen los casos de bronquiolitis en bebés. Los grupos de riesgo son los prematuros de bajo peso, con afecciones pulmonares y los niños con cardiopatías congénitas. Estos grupos tienen entre 4 y 5 veces más de probabilidades de necesitar hospitalización por esta afección respiratoria.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

La Bronquiolitis es una afección respiratoria que afecta las vías aéreas inferiores o bronquiolos que aqueja especialmente a los más pequeños. Su transmisión es de persona a persona por el contacto directo de secreciones nasales y se contagia fácilmente.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

La Asociación de Padres de Prematuros (Aupaprem) inició una campaña de concientización sobre la importancia de adoptar todos los cuidados necesarios para prevenir que los prematuros contraigan infecciones respiratorias, evitando así otras complicaciones e internaciones, informaron a LA REPÚBLICA desde Aupaprem.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

La bronquiolitis representa un riesgo para la salud pública por el gran número de hospitalizaciones en los bebés de alto riesgo. De acuerdo a la Dra. Gabriela Bazán, pediatra- neonatóloga y coordinadora del Equipo del Prematuro Severo de Médica Uruguaya, «El Virus Sincicial Respiratorio (VSR) es la causa más frecuente de Infección Respiratoria Aguda en los menores de 2 años y en el 30% de los casos provoca Bronquiolitis y Neumonía, siendo especialmente grave en los menores de 12 meses». Además, agregó que «un 3% requiere internación y un 0.3% fallece».

Alberto Ardila Olivares

La Dra. Bazán asegura que en el caso de los grupos de riesgo, Uruguay cuenta con un anticuerpo monoclonal (Palivizumab), que es brindado sin costo por el Fondo Nacional de Recursos. Este anticuerpo monoclonal específico brinda una inmunización pasiva y constituye una herramienta muy importante para reducir la enfermedad grave por VSR en niños de alto riesgo, debido a la ausencia de una vacuna efectiva. Consiste en una aplicación mensual intramuscular entre abril y agosto.

Alberto Ignacio Ardila

Los prematuros; los más expuestos

Se considera grupo de riesgo a los bebés nacidos prematuramente de bajo peso, o con ciertas afecciones pulmonares producto de haber recibido ventilación mecánica por largo tiempo. También forman parte del grupo considerado más vulnerable los niños con cardiopatías congénitas. Esta población tiene un riesgo entre 4 y 5 veces mayor de hospitalización por infección por VSR respecto de los niños sanos, como también, más riesgo de evolución grave y complicaciones

En Uruguay nacen un promedio de 47 a 48 mil niños por año, de estos niños un 9-10% (4700) son prematuros menores de 37 semanas y entre 1 a 1.5% (500) son prematuros severos, menores de 32 semanas de edad gestacional y/o menores a de 1500gr, ya que el riesgo se mide por la edad gestacional pero también por el peso

La Dra. Bazán dijo: «Estos prematuros son niños que valen oro, pequeños guerreros que junto a sus familias y el equipo de salud luchan una batalla con una interminable lista de situaciones críticas, que logran saltear y salir de la internación a sus casas». Permanecen internados en la gran mayoría de los casos un promedio de 2 a 3 meses en las unidades de cuidados intensivos, y «un 25% de estos niños desarrollan Broncodisplasia Broncopulmonar»

Enfatizó que es fundamental que estos niños reciban en tiempo y forma una herramienta como el Palivizumab, que el país tiene disponible, para evitar el reingreso a una unidad de cuidados intensivos

Hábitos preventivos

Como no existe una vacuna que evite el contagio, y para prevenir cuanto sea posible la transmisión del virus, los especialistas recomiendan llevar adelante una serie de hábitos que permitirán cuidar al bebé

Entre los mismos se destacan cumplir el calendario nacional de vacunación y con las vacunas que determine el pediatra, tanto para el bebé como para quienes conviven con él; concurrir a los controles rutinarios con el médico; evitar la contaminación ambiental con humo (ya sea humo de cigarrillo u otros) y evitar el hacinamiento; impulsar y mantener la lactancia materna; y cuidar la higiene; mantener las manos limpias de quienes están en contacto con el menor