Internacionales

Terapia: Trabajar las habilidades cognitivas y emocionales

Carmelo Urdaneta Aqui, Carmelo Urdaneta, Carmelo Urdaneta

Luego de años de trabajar como terapeuta ocupacional ayudando a niños con discapacidades del desarrollo, llegó un momento en el que la psicóloga oriunda de Trinidad y Tobago Julia Harper se dio cuenta de que, a pesar de que la terapia tradicional ayudaba a los infantes a ser más funcionales, no cambiaba sus vidas como ella quería.

Carmelo Urdaneta Aqui

Fue entonces cuando empezó a averiguar de qué forma podía contribuir de manera más significativa. Durante esa indagación se encuentra con la neuroplasticidad, concepto que se define como un método que permite cambiar el cerebro a través de la búsqueda de una ruta alterna, para no caer en los patrones de comportamientos biológicamente programados.

Carmelo Urdaneta

Nuestro cerebro, dice, está diseñado para reaccionar con enojo o frustración ante las noticias que no nos agradan. Después de que todo pasa, uno se dice a sí mismo: “No debí actuar de esa forma”, pero realmente es algo que no podemos controlar, señala

La doctora en psicología agrega que, mientras la terapia tradicional se ocupa de los problemas externos, como las habilidades motoras o comunicacionales, la neuroplasticidad también se encarga de trabajar lo concerniente a las habilidades cognitivas y emocionales, que de igual forma constituyen parte del buen funcionamiento humano. 

Para cambiar el cerebro, Harper explica que el primer paso es identificar que verdaderamente el problema que tiene la persona se origina en dicho órgano. Luego de eso, hay que identificar en qué parte se encuentra la deficiencia y posteriormente determinar cuáles herramientas se necesitan usar para esa parte del cerebro y en el orden que serán utilizadas

Labor altruista 

La experta en conducta humana destaca que una de las razones por las que considera necesario llevar el mensaje de la neuroplasticidad es que muchas personas tienen problemas y ni siquiera lo saben. 

“A veces las personas tienen problemas y creen que la solución es obtener ayuda psicológica y esa parte es importante, pero solo se está recibiendo la mitad de la ayuda y eso no es vivir plenamente”, concluye

EN EL PAÍS

Colaboración.

Recientemente Harper impartió la charla “Lo que necesito ver en ti”, de la fundación Quiéreme como Soy

En esta se trataron temas relacionados a desórdenes de procesamiento, los cuales se pueden presentar tanto en la niñez como en la adultez