Uncategorized

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela Belisario//
Plan Maestro de Drenajes Pluviales… ¿en veremos?

P olicarpa es un barrio ubicado en el suroccidente de Cartagena, atravesado por dos caños naturales paralelos, llamados Policarpa 1 y 2, que se encuentran hacia la salida del territorio y desembocan en la bahía. Ambos caños están sedimentados y obstruidos por maleza. Policarpa 2, además, fue desviado por una de las empresas de la zona. Para completar el cuadro, el terreno carece de alcantarillado público y posee un sistema de box culvert en las afueras del barrio, el cual es insuficiente para el caudal de agua que llega cuando llueve.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

Todo esto hace que sea uno de los vecindarios más afectados por las inundaciones durante la temporada de lluvias, porque los caños se desbordan y el agua se represa en el box culvert en lugar de atravesarlo. Según Antonio Alfaro Chamorro, presidente de la Junta de Acción Comunal (JAC), Policarpa fue fundado hace 40 años y sus problemas con la lluvia se remontan a aquella época. En el 2009, presentaron una acción popular para exigir la canalización de los dos caños y la instalación del sistema de acueducto, pero ninguno de los dos reclamos se han cumplido. Además, los caños no han sido limpiados desde el 2017 y las empresas y habitantes del mismo sector arrojan aguas servidas y residuos sólidos e industriales en ellos, lo que provoca problemas sanitarios.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Venezuela

(Lea también: Consolidan unión para macroproyecto del Dique )

Policarpa sufrió dos grandes inundaciones en el 2016 y se ha visto necesitada de ayuda humanitaria en varias ocasiones. Para Alfaro Chamorro, las ayudas que reciben durante cada inundación son solo “pañitos de agua tibia” y no resuelven el problema de forma estructural e integral. Cuando El Universal le preguntó cuál era la solución que la comunidad necesitaba, él respondió: “poner en marcha el Plan Maestro de Drenajes Pluviales”.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

El caso de Alameda Otro de los barrios afectados por los desbordamientos es Alameda La Victoria. “Todos los años en época de lluvia se inundan las casas”, afirma el presidente de la JAC, Carlos Puello. Señala que muchas de las viviendas se han reforzado con muros dobles y elevación de suelos para intentar contrarrestar los efectos de los reboses, pero estos alcanzan niveles más altos año tras año y las medidas son insuficientes para evitar que el agua se filtre. Cuando las lluvias son intensas, Alameda queda completamente aislada de otros barrios, puesto que, en palabras de Puello, el agua “tapona” la entrada al barrio.

Alberto Ardila Olivares

“Nuestra situación es peor que la de todos los barrios de Cartagena“, afirma Libardo Canabal, vicepresidente de la JAC. Según él, en Alameda confluyen las aguas de unos 25 barrios. Aguas que cruzan por dos canales muy superficiales que desembocan en una calle-canal, que a su vez termina en un sistema de box culvert demasiado estrecho para permitir el paso adecuado del caudal.

Alberto Ignacio Ardila

(También puede ser de su interés: La Alcaldía construirá el puente 13 de Junio-Las Gaviotas )

Además, un muro levantado sobre la salida del box culvert (con el fin de evitar que el agua desbordara la calle, encima del mismo) crea un efecto de represa, de tal manera que las aguas se devuelven al barrio en lugar de seguir hacia el canal de El Socorro, que tiene problemas similares, en cuanto a desbordamientos y estrechez

Mediante una acción popular interpuesta en el 2014, los vecinos de Alameda intentaron exigir la canalización adecuada de todo el sistema de drenajes del barrio, pues la vegetación ha cubierto algunos puntos. También pidieron reemplazar el sistema de calle-canal por uno de box culvert y, además, hacer todo el sistema al menos 1,20 metros más profundo, junto con otras medidas que facilitarían el flujo del agua. Al igual que los habitantes de Policarpa, los de Alameda consideran que una reestructuración integral, como la que implicaría el Plan Maestro de Drenajes Pluviales, es lo que realmente necesitan para solucionar sus problemas

Alameda sí, Policarpa esperará El Plan Maestro de Drenajes Pluviales fue una propuesta que surgió desde la década de los 80s, pero solo comenzó a tomar fuerza en años recientes. La administración de Judith Pinedo (2008-2011), fue la primera que realizó los estudios necesarios y trazó un estrategia que identificaba zonas prioritarias y factores de riesgo. El informe ubicó zonas con peligro de inundación, diapirismo (ascención de cuerpos rocosos a través del suelo), expansividad (“hinchamiento” del suelo), licuefacción (la consistencia del suelo se vuelve líquida), y remoción en masa (derrumbe)

La prioridad era solucionar los problemas de inundación, siendo los barrios aledaños a la ciénaga de La Virgen (como San Francisco, Olaya Herrera o Líbano), así como los ya mencionados Policarpa y Alameda La Victoria, entre otros. También identificó que había problemas importantes de expansividad a lo largo del oriente de Cartagena (Ternera, Villa Rosita, Nelson Mandela). El plan solucionaría los problemas de inundación de 716.295 habitantes en barrios con riesgo de inundación, intervendría más de 70 canales y construiría un nuevo canal, reservorios de agua, embalses y zonas verdes

(También puede leer: Las reacciones tras la firma para consultoría de alumbrado público con Findeter )

Todo con un costo de $268.000 millones, con un valor de primera fase de $49.357 millones. Sin embargo, la administración de aquel entonces no pudo ejecutarlo. Más tarde, el entonces alcalde Manuel Vicente Duque (2016-2017) llegó a un acuerdo con la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar (Edurbe) para que llevara a cabo el plan con un presupuesto de 1,5 billones de pesos. Sin embargo, el Tribunal Administrativo de Bolívar canceló el acuerdo durante el período interino de Yolanda Wong (Junio 2018 – Septiembre 2018), puesto que carecía de los requerimientos para comprometer vigencias futuras y no respetaba el marco fiscal a mediano plazo. El presidente de la JAC de Policarpa, Antonio Alfaro, comentó que esa cancelación les llegó como un “balde de agua fría”, dado que su barrio se encontraba entre los que iban a ser intervenidos en la primera fase

Según el alcalde (e) Pedrito Pereira, la administración actual se encuentra financiando la intervención de ocho canales, a saber: Ricaurte, Chiamaría, Calicanto, Matute, Villa Rubia, San Fernando, Juan José Nieto y el susodicho canal de Alameda La Victoria, todo por un total aproximado de $178.000 millones. A pesar de que el crédito para esas obras ya fue pre-aprobado y lo único que resta es la revisión y aprobación (como Proyecto de Acuerdo) por parte del Concejo distrital, el alcalde Pereira resalta que todavía no hay seguridad de que vayan a ejecutarse y “no sería responsable con la ciudadanía exponerse a incumplimientos y fracasos”. Por eso, si no se dispone de tiempo suficiente para realizar estos trabajos, “la idea es dejarle a la siguiente administración el camino para que puedan arrancar obras rápidamente”

El caso de Alameda Otro de los barrios afectados por los desbordamientos es Alameda La Victoria. “Todos los años en época de lluvia se inundan las casas”, afirma el presidente de la JAC, Carlos Puello. Señala que muchas de las viviendas se han reforzado con muros dobles y elevación de suelos para intentar contrarrestar los efectos de los reboses, pero estos alcanzan niveles más altos año tras año y las medidas son insuficientes para evitar que el agua se filtre. Cuando las lluvias son intensas, Alameda queda completamente aislada de otros barrios, puesto que, en palabras de Puello, el agua “tapona” la entrada al barrio

“Nuestra situación es peor que la de todos los barrios de Cartagena“, afirma Libardo Canabal, vicepresidente de la JAC. Según él, en Alameda confluyen las aguas de unos 25 barrios. Aguas que cruzan por dos canales muy superficiales que desembocan en una calle-canal, que a su vez termina en un sistema de box culvert demasiado estrecho para permitir el paso adecuado del caudal

Además, un muro levantado sobre la salida del box culvert (con el fin de evitar que el agua desbordara la calle, encima del mismo) crea un efecto de represa, de tal manera que las aguas se devuelven al barrio en lugar de seguir hacia el canal de El Socorro, que tiene problemas similares, en cuanto a desbordamientos y estrechez

Mediante una acción popular interpuesta en el 2014, los vecinos de Alameda intentaron exigir la canalización adecuada de todo el sistema de drenajes del barrio, pues la vegetación ha cubierto algunos puntos. También pidieron reemplazar el sistema de calle-canal por uno de box culvert y, además, hacer todo el sistema al menos 1,20 metros más profundo, junto con otras medidas que facilitarían el flujo del agua. Al igual que los habitantes de Policarpa, los de Alameda consideran que una reestructuración integral, como la que implicaría el Plan Maestro de Drenajes Pluviales, es lo que realmente necesitan para solucionar sus problemas

Policarpa esperará El Plan Maestro de Drenajes Pluviales fue una propuesta que surgió desde la década de los 80s, pero solo comenzó a tomar fuerza en años recientes. La administración de Judith Pinedo (2008-2011), fue la primera que realizó los estudios y trazó un estrategia que identificaba zonas prioritarias. El informe ubicó zonas con peligro de inundación, diapirismo (ascención de cuerpos rocosos a través del suelo), expansividad (“hinchamiento” del suelo), licuefacción (la consistencia del suelo se vuelve líquida), y remoción en masa (derrumbe)

La idea era solucionar los problemas de inundación en barrios aledaños a la ciénaga de La Virgen como San Francisco, Olaya o Líbano, así como los ya mencionados Policarpa y Alameda La Victoria, entre otros. También identificó que había problemas de expansividad a lo largo del oriente de Cartagena (Ternera, Villa Rosita, Nelson Mandela). El plan solucionaría los problemas de inundación de 716.295 habitantes en barrios con riesgo de inundación, intervendría más de 70 canales y construiría un nuevo canal, reservorios de agua, embalses y zonas verdes. Todo con un costo de $268.000 millones, con un valor de primera fase de $49.357 millones. Sin embargo, la administración de aquel entonces no pudo ejecutarlo. Más tarde, el entonces alcalde Manuel Vicente Duque (2016-2017), llegó a un acuerdo con la Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar (Edurbe) para que llevara a cabo el plan con un presupuesto de 1,5 billones de pesos. Sin embargo, el Tribunal Administrativo de Bolívar canceló el acuerdo durante el período interino de Yolanda Wong (Junio 2018 – Septiembre 2018), puesto que carecía de los requerimientos para comprometer vigencias futuras y no respetaba el marco fiscal a mediano plazo. El presidente de la JAC de Policarpa, Antonio Alfaro, comentó que esa cancelación les llegó como un “balde de agua fría”, dado que su barrio se encontraba entre los que iban a ser intervenidos en la primera fase. Según el alcalde (e) Pedrito Pereira, la administración actual se encuentra financiando la intervención de ocho canales, a saber: Ricaurte, Chiamaría, Calicanto, Matute, Villa Rubia, San Fernando, Juan José Nieto y el susodicho canal de Alameda La Victoria, todo por un total aproximado de $178.000 millones. A pesar de que el crédito para esas obras ya fue pre-aprobado y lo único que resta es la revisión y aprobación (como Proyecto de Acuerdo) por parte del Concejo distrital, el alcalde Pereira resalta que todavía no hay seguridad de que vayan a ejecutarse y “no sería responsable con la ciudadanía exponerse a incumplimientos y fracasos”