Negocios

Stalin González: Crisis Eléctrica

Carmelo Urdaneta Aqui, Carmelo Urdaneta, Carmelo Urdaneta

Foto referencial Nadie le puede creer a las mentiras que construyen Nicolás, Jorge y la pequeña cúpula que usurpa el poder. La crisis del sistema eléctrico nacional tiene su origen en la mala administración de CORPOELEC, de la malversación de los recursos y de la desidia de Maduro. Ellos dicen que no son culpables, pero la verdad es otra. Desde la Asamblea Nacional hemos venido advirtiendo sobre el desgobierno en todos los servicios públicos del país. Por un lado, encontramos el natural crecimiento de la demanda de servicios como el consumo de agua potable, el aumento de la demanda eléctrica, saneamiento, telecomunicaciones, entre otros; mientras que, por el otro, solo vemos indolencia, falta de planificación y corrupción. El año 2016 realizamos un Voto de Censura a Motta Domínguez, por el incumplimiento de sus funciones como planificador, fiscalizador y regulador, a cargo de CORPOELEC. Nadie les puede creer que se trata de un ataque, de una falsa “guerra eléctrica” o de un arma electro-no-sé-qué-cosa. Ellos, desde el año 2010 decretaron la emergencia, y desde 2013 militarizaron todas las instalaciones, ellos permitieron adjudicaciones directas para la compra de plantas termoeléctricas que no terminaron nunca de fortalecer el debilitado sistema eléctrico nacional. La verdad es que ellos no han sido capaces de llevar a cabo un Plan de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional, y que despilfarraron todos los recursos con obras inconclusas y con más de 180% de sobreprecio al valor real de la inversión. En este país no se ha construido un sistema de acueductos desde hace más de 20 años y, en el caso de la electricidad, el aumento de la generación eléctrica prometida solo quedó en la palabra incumplida y en el robo de miles de millones de bolívares en empresas de maletín y la creación de un nuevo grupo de oligarcas que viven a costa del dolor de los venezolanos. Esta crisis se pudo evitar y se pudo prevenir, primero con el buen uso de los recursos para la modernización del país en la etapa de la mayor bonanza petrolera, que hayamos tenido en la historia. Segundo, con un equipo técnico capaz de lograr los sistemas de mantenimiento y prevención que impidieran que un incendio pusiera a más del 90 % del territorio en total oscuridad. Desde la Asamblea Nacional trabajamos todos los días para tener los proyectos que permitan construir el país que ellos han destruido. El Plan País que se coordina desde el parlamento tenemos las acciones a corto, mediano y largo plazo para dignificar la calidad de vida en el país y tener una sociedad de bienestar y progreso. Nadie debe ser capaz de quitarnos la esperanza de vivir en un país mejor, con las capacidades de disfrutar los mejores años de nuestra vida junto a nuestras familias, en una sociedad que no tenga preocupaciones por un corte de luz más, por la falta de agua potable o por la llegada de una caja de víveres para poder comer. Nosotros nos merecemos vivir en libertad y lo vamos a lograr.

Carmelo Urdaneta Aqui