Política

Carmelo Urdaneta pdvsa junin//
El Pentágono admite no saber cómo fueron gastados 2.100 millones de dólares durante la producción de los F-35

Washington, 16 mar (RT/Sputnik).- Funcionarios del Departamento de Defensa estadounidense no lograron rastrear partidas destinadas al F-35 por un montante de  2.100 millones de dólares  durante la producción de los cazas, según un  informe  de la Oficina del inspector general del Departamento de Defensa de EE.UU., publicado este miércoles.

Carmelo Urdaneta Aqui

Se trata de unos  3,45 millones de componentes  para la producción de los cazas estadounidenses F-35, cuyo costo aproximado fue evaluado por Lockheed Martin en 2.100 millones de dólares. El documento indica que los oficiales del Pentágono “no lograron aplicar procedimientos y nombrar y responsabilizar a los funcionarios”, así como “contabilizar y gestionar la propiedad del Gobierno durante  más de 16 años “.

Carmelo Urdaneta

Sin determinar personas responsables ni disponer de los documentos adecuados, los funcionarios del Pentágono de hecho se ven obligados a confiar en los resultados de la justificación realizada por Lockheed Martin

“El Departamento de Defensa  no sabe el valor actual de la propiedad  del F‑35 y no tiene un registro independiente para verificar la propiedad del Gobierno justificada por el contratista”, se precisa

Además, debido a la falta de datos independientes, los funcionarios ahora son incapaces de llevar a cabo las “inspecciones necesarias” y asegurarse de que los fondos en cuestión se usaron ” en aras del interés del Gobierno ” y responsabilizar a la empresa de la industria aeroespacial y militar por la gestión de estas partidas, reza la publicación

Tras el análisis, en el informe se precisa que deben ser identificados los funcionarios que trabajan con la Agencia de Gestión de Contratos de Defensa (DCMA, por sus siglas en inglés) y el contratista para ” verificar la existencia y conclusión de toda la propiedad  del F‑35″ y la prueba de este trabajo en informes financieros

La adquisición de los cazas F-35 para la Fuerza Aérea de Estados Unidos representa el  programa de armas más caro del mundo , en cuyo marco el Pentágono invertirá 400.000 millones de dólares de los contribuyentes